¿ Quien cuente con los 5 sentidos podrá alcanzar la felicidad como todo aquello que se propongan ?

gallery/6708418_orig

LOS 5 SENTIDOS

 

La mayoría de las personas piensa que los 5 sentidos son algo imprescindible para nuestro desarrollo y desenvolvimiento en la vida, y que quien no cuenta con uno de estos, no puede vivir normalmente o tener un desarrollo pleno; por eso, creen que quien cuenta con los 5 sentidos es una persona perfecta y podrá evolucionar sin ninguna dificultad y alcanzar la felicidad como todo aquello que se propongan, ya que confían plenamente en sus 5 sentidos. La realidad es que generalmente las personas desconocen que de nuestros 5 sentidos, por lo menos 3 nos engañan constantemente y los 2 restantes, aunque en menor medida, también podrían engañarnos.

gallery/an-eye-for-an-eye-pjuxk68

El sentido de la vista

Sabemos que una de las maneras de comunicarnos con otra u otras personas, es a través de un intercambio de miradas. Esta forma de comunicación es rápida, pragmática, comprensible y en ocasiones muy profunda; sin embargo, el sentido de la vista es el que con mayor frecuencia nos engaña.

 

Partamos de la base del funcionamiento natural del ojo humano que no presenta ninguna patología: La luz atraviesa la córnea y refractada llega al cristalino (la lente natural del ojo), donde es enfocada y proyectada al revés (de manera invertida) en la retina; ahí están las células fotoreceptoras que traducen la luz en impulsos eléctricos, para que lleguen a través del nervio óptico al cerebro.

 

El cerebro invierte las imágenes y las interpreta.

El tiempo que tarde el recorrido de la luz desde la retina hasta el cerebro, es de 13 milésimas de segundo. 

Aunque el ojo parece un gran órgano sin el cual es imposible vivir, la cámara fotográfica de la mayoría de los teléfonos celulares actuales, tiene más calidad de imagen que el ojo humano.

 

Pero dejando a un lado estos datos científicos comprobados:

 

¿Cuantas veces degustamos algo solamente porque lo vimos con un aspecto tentador y en buen estado aparente y finalmente acabamos insatisfechos con nuestra expectativa de sabor?

¿Cuántas veces compramos indumentaria porque la vimos muy bonita e incluso salimos del vestidor convencidos de que nos veíamos muy bien, y ya en casa nos damos cuenta de que no se ve tan bien o no era lo que quisimos adquirir?

¿Cuánta gente confía en una persona o hasta se enamoran porque la ven increíblemente bella y con un rostro angelical, y al tiempo terminan separados o involucrados en un sinfín de conflictos porque lo que en principio vieron está alejado de la realidad?

 

Definitivamente el sentido de la vista, es de los 5 sentidos es el que más nos engaña.

El Oido

gallery/african-american-woman-puts-her-hands-on-head-p76euxq

A diferencia del ojo humano, el oído humano no distorsiona lo que escuchamos y tampoco la información que nos transmite tiene que ser modificada para que la escuchemos correctamente, a menos que presente alguna patología o malformación; ya que su fisiología es totalmente diferente.

 

Las ondas sonoras llegan a la oreja o pabellón auricular el cual conduce el sonido hasta el conducto auditivo interno. En el conducto auditivo las ondas sonoras alcanzan la membrana timpánica, que es como una especie de tambor donde impactan los sonidos haciendo que esta membrana vibre.

 

Conectados a la membrana timpánica se encuentran los huesecillos (martillo, yunque y estribo).

Al vibrar la membrana timpánica, transmite la información a los huesecillos que se encuentran en una cavidad ósea llamada caja timpánica conectada con la parte de atrás de la nariz mediante la trompa de Eustaquio o tuba auditiva. 

 

El estribo transmite la vibración hasta la coclea a través de la ventana oval, cuya contraparte es la ventana redonda, que se mueve de forma opuesta para facilitar el movimiento del líquido dentro de la coclea

La coclea transforma las vibraciones en impulsos eléctricos que van por el nervio auditivo hasta el cerebro, donde los impulsos eléctricos son interpretados como sonidos.

 

Junto a la coclea se encuentra el vestíbulo y los canales semi circulares, que son los que se encargan del equilibrio y la orientación espacial. Como podemos ver, el sentido del oído nos permite escuchar exactamente lo que nos dicen; el problema aquí es que la mayoría de lo que generalmente escuchamos, logra influenciarnos en mayor o menor medida, por lo que en caso de no controlar nuestra esencia, el sentido del oído nos vuelve vulnerables permitiendo que se generen confusión y conflictos innecesarios.

El Gusto

La información de los dos tercios anteriores de la lengua, se transmite por el nervio facial o VII par craneal. La información de un tercio posterior de la lengua, se transmite por el nervio glosofaríngeo o IX par craneal. La información de la base de la lengua, se transmite por el nervio vago o X par craneal.

 

En el cerebro (tálamo y corteza cerebral), se identifican los sabores y decidimos que nos gusta y que no nos gusta. Cabe aclarar que el sentido del gusto, no es autónomo, ya que depende mucho del sentido del olfato.

 

Quien no ha sufrido un malestar estomacal o intoxicación en algún momento de su vida? Debido a que los saborizantes, enmascaradores u otros químicos que suelen agregarse a los alimentos y nuestro sentido del gusto no es capaz de detectar el mal estado de lo que en ocasiones ingerimos. Definitivamente, el sentido del gusto también nos engaña.

gallery/boy-eating-a-cookie-pps3es5

Intentare ser lo más breve posible para referirme a la fisiología de este sentido que también nos engaña bastante. Solo podemos diferenciar 4 sabores: dulce (con la punta de la lengua), salado y acido (con las laterales de la lengua) y amargo (con la parte posterior de la lengua). Recibimos la información de lo que ingerimos mediante las papilas gustativas (que son circunvaladas, fungiformes, foliadas y filiformes); que en realidad cumplen la función de transmitir la información mediante los botones gustativos que están dentro de las papilas y a diferencia de estas, son todos iguales.

El Olfato

Para no ser tan extensa, no voy a referirme con detalles a la fisiología del olfato.

Si voy a destacar que es el menos estudiado de todos los sentidos; esto se debe a que el olfato humano no puede ser comparado con el olfato de ratas u otros animales dado que el sentido del olfato está mucho más desarrollado en los animales que en los seres humanos y en consecuencia, las comparaciones serian bastante difíciles.

 

A pesar de lo antes dicho, el sentido del olfato en los seres humanos, es uno de los que menos nos engaña, teniendo en cuenta que hasta interviene en la función del sentido del gusto; por ejemplo: cuando tenemos frente a nosotros algún alimento en mal estado y su sabor ha sido modificado por químicos o condimentos, es el olfato el que nos alerta de la condición de esos alimentos.

 

También nos ayuda a reconocer a personas o nos advierte cuando estamos en potenciales peligros (un posible incendio o la liberación de sustancias toxicas). Es capaz de modificar nuestro estado de ánimo proporcionándonos alergias, felicidad, placer o tristeza, al inhalar un aroma que nos recuerde buenos momentos o a una persona que no está.

gallery/photo-of-tender-woman-in-sweater-smelling-wl5tfck

El Tacto

De los cinco sentidos, el tacto es uno de los que menos nos engaña (el otro es el olfato) además de ser crucial para nuestra supervivencia, ya que actúa como sistema natural del cuerpo. Sin el sentido del tacto no podríamos diferenciar entre un entorno peligroso y un entorno seguro. El tacto se sirve de muchos receptores y corpúsculos situados bajo la piel y cada uno de ellos tiene su respuesta física al calor, al frio, a la presión o al dolor.

gallery/hands-of-man-and-woman-touching-pvd29kj